Aplicaciones biotecnológicas derivadas del metabolismo de monóxido de carbono

biotecnologia

El suelo es un importante sumidero biológico de monóxido de carbono (CO) en la naturaleza. Aunque para muchos organismos el CO es un compuesto altamente tóxico, existen varios microorganismos que pueden aprovecharlo.

Anualmente, cerca de 108 toneladas de CO son oxidadas a dióxido de carbono (CO2) por bacterias aeróbicas y anaeróbicas que expresan enzimas monóxido de carbono deshidrogenasas (CODH).

Estas proteínas, que catalizan la conversión bidireccional de CO a CO2, cumplen un rol fundamental en el ciclo del carbono, permitiendo a los microorganismos aprovechar el CO como fuente de energía y adicionalmente el CO2 como fuente de carbono.

La conversión de CO y agua en hidrógeno (H2) y CO2 presenta un enorme potencial en el futuro como fuente de producción de biocombustibles basados en H2.

Recientemente, iniciamos un proyecto de caracterización de bacterias que utilizan el CO como fuente de carbono y energía. La secuenciación genómica de estos microorganismos permite una rápida y completa identificación de genes que codifican tanto enzimas CODH como otras involucradas en las vías metabólicas del CO.

Dr. Hugo Permingeat
Profesor Adj. Química Biológica
Facultad de Ciencias Agrarias
Universidad Nacional de Rosario
hperming@unr.edu.ar